Mientras cenaban en una zona gastronómica del centro de la ciudad de Medellín, 5 agentes de la policia agredieron físicamente a un grupo de hombres y mujeres indígenas, mientras presentaban sus documentos de identidad.

En los hechos resultaron heridos 2 indígenas del pueblo Embera, uno de los cuales permanece en el Búnker de la Fiscalía, y cerca de 10 personas afectadas por lo gases lacrimógenos usados por la fuerza publica, entre ellos una niña menor de edad que se encontraba en el lugar de los hechos.

El Consejo de Gobierno Mayor de la Organización Indígena de Antioquia, pudo establecer a través del testimonio de testigos, que la fuerza publica, abusó de su poder policial agrediendo física y verbalmente a los comuneros, que se encuentran en la ciudad de Medellín adelantando estudios de Licenciatura de la Madre Tierra en la Universidad de Antioquia, por lo que hace un llamado a las instituciones del gobierno, a garantizar los Derechos plenos del detenido. Del mismo modo, a las fuerzas militares para que respeten la integridad de la población indígena, teniendo en cuenta las diferencias culturales y lingüísticas que poseen en Antioquia los pueblos ancestrales del departamento.

A esta hora, cerca de 30 indígenas de todo el país, esperan a las afueras del Búnker de la Fiscalía, la decisión final del juez responsable del caso.