22 familias Embera Chamí del municipio de Cáceres decidieron en Asamblea Local de Autoridades indígenas, dejar sus viviendas y refugiarse en la parte alta de su territorio como medida preventiva ante una posible eventualidad en el proyecto HidroItuango, que tiene en emergencia a varias localidades del Bajo Cauca Antioqueño.

Con el apoyo de la Guardia Indígena de su comunidad y de la zona, construyen albergues temporales que les permitirá refugiarse durante la noche, sin embargo la presencia de niños, mujeres y de adultos mayores requiere que las autoridades departamentales o los equipos dispuestos por EPM para atender a los afectados, agilicen la atención de dicha población.

Según Liceth Santero, Promotora de Salud de la IPS-Indígena de la OIA de Cáceres, explicó que a esta comunidad no han llegado ayudas humanitarias y que las provisiones de alimentos no perecederos son mínimas, así mismo explicó que es necesario activar medidas urgentes, porque otras comunidades como Omagá, están pensando desplazarse hasta allí para salvaguardar la vida y la integridad de las familias.

Por su parte, la Consejería de Comunicaciones de la Organización Indígena de Antioquia, pudo Constatar que el ejercicio de evacuación realizado en las últimas horas por la administración municipal, carece de organización y de planeación, por lo que la OIA, hace un llamado a que los comités locales de emergencia de cada municipio definan con exactitud las rutas y los alberges temporales.

De otro lado, es importante resaltar que un gran número de familias indígenas Senú, de la comunidad Puerto Belgica, decidieron abandonar sus viviendas refugiarse en un potrero alto de una finca vecina, entre tanto llegan las ayudas humanitarias, por esta noche dormirán  bajo la inclemencia del clima.