La Organización Indígena de Antioquia y su Consejo de Gobierno Mayor denuncian ante la opinión pública nacional e internacional, que a través del Sistema de Alertas Tempranas de la OIA, se pudo constatar que las comunidades Jaidukamá y San Román del Resguardo Indígena Jaidukamá del municipio de Ituango, están en riesgo de desplazamiento por presencia de grupos armados al margen de la ley.

De igual manera, se ha podido conocer que algunas familias campesinas vecinas del resguardo en mención, fueron obligadas a abandonar sus casas, mientras que las 95 familias indígenas, es decir más de 336 personas permanecen confinadas en su territorio.

Si bien, por las condiciones geográficas del Resguardo Indígena Jaidukamá, la población embera Eyábida de Ituango, ha sido víctima de múltiples violaciones a los derechos humanos durante el conflicto armado colombiano, de acuerdo con los registros que reposan en la  Organización Indígena de Antioquia, esta podría ser la primera vez que las familias indígenas de Ituango se desplazarían hasta el casco urbano, ubicado a dos días de camino en mula.

No obstante desde las 10 Consejerías de la OIA, se han realizado en las últimas horas, solicitudes de atención inmediata a esta población, con el fin de garantizar la permanencia en su territorio ancestral y evitar una crisis humanitaria similar a la que viven, las comunidades indígenas y campesinas del Bajo Cauca Antioqueño que completan 40 días de desplazamiento.

La Organización Indígena de Antioquia, se permite hacer un llamado público a las autoridades competentes defensoras de derechos humanos y encargadas de la atención humanitaria para que acompañen de inmediato a quienes hoy ven como se recrudece la guerra en sus territorios en “tiempos de paz” y hace un llamado para que los actores armados respeten la vida y la integridad física de las y los comuneros, solicitando que de manera inmediata abandonen el territorio ancestral..